SERVICIOS

Sobre mi. Psicóloga infantil y juvenil en Madrid

PSICOLOGÍA INFANTIL

El mundo del niño es un mundo fuerte, lleno de optimismo y esperanza, porque todo está por verse, por formarse, por hacerse.  

Desde el área de psicología infantil nos ocupamos del correcto desarrollo del niño o niña desde su nacimiento hasta la adolescencia. El desarrollo infantil es un camino lleno de altibajos: con la misma rapidez que los niños te muestran sus avances y destrezas, viene un retroceso, casi siempre influido por los conflictos que les rodean. De hecho, es natural que los niños pequeños tengan en ocasiones dificultades para dormir, se hagan pis en la cama de vez en cuando, lloren sin motivo aparente, discutan con sus hermanos o tengan arrebatos de ira. Por lo general, estas reacciones son de corta duración y entran dentro del proceso de ajuste del niño en su desarrollo normal.

Sin embargo, pueden darse determinadas circunstancias que se escapan del control de los padres y desborden sus recursos para hacer frente a la situación. Se trata de síntomas que disparan la voz de alarma e indican que es necesario acudir a un especialista. Estos son algunos de los más frecuentes:

  • Está irritable, enfados frecuentes, rabietas, agresividad, llanto.
  • Cambios de humor frecuentes.
  • Miedos o fobias, ansiedad, tensión.
  • No es capaz de mantenerse realizando una tarea, está inquieto, no se centra en nada y no se concentra.
  • Evita algunas situaciones (escuela, amigos, etc.).
  • No quiere relacionarse o se aísla excesivamente.
  • Está triste.
  • Problemas emocionales derivados de situaciones concretas (separación de los padres, muerte, acoso, adopción, etc).
  • No duerme bien (pesadillas, terrores nocturnos), cambios en sus hábitos alimentarios, cambios en la evacuación.
  • Se queja con frecuencia de dolores o molestias sin estar enfermo.

Objetivo de la psicología infantil

Mi objetivo como terapeuta es detectar y abordar todo lo que esté dificultando el crecimiento y desarrollo normal del niño o niña, poniendo en marcha técnicas y procedimientos orientados a encontrar su bienestar emocional y social.  

La peculiaridad de mi forma de trabajar es que realizo un abordaje integral: atendiendo tanto las dimensiones mente-emociones-comportamiento, como los desequilibrios en su cuerpo físico o bioenergético. Siempre teniendo en cuenta el contexto familiar y social del niño. (saber más sobre mi filosofía de trabajo)

De esta forma, apoyándonos en todos estos recursos, lograremos una recuperación mucho más natural y rápida, encontrando el bienestar del niño o niña y de su sistema familiar.

p-adolescentes

PSICOLOGÍA JUVENIL

Cuando ya no son niños…

 

Adolescencia, ese periodo en el que se experimentan fuertes emociones, tormentos existenciales,  así como frecuentes enfrentamientos entre los jóvenes y los adultos.

Todos los periodos de nuestra vida son importantes porque posibilitan experiencias y aprendizajes y se va moldeando nuestra manera de ser, pero la adolescencia es una etapa especialmente sensible.

Aparecen los cambios físicos y muchos adolescentes empiezan a preocuparse por su apariencia, generándose inseguridades en muchos casos. También es el momento de construirse una “identidad”, una nueva forma de ser en el mundo. Para ello nuestros adolescentes empiezan a salir de casa, pasar más tiempo con su grupo de amigos, hablando por teléfono, frente al ordenador o escuchando música, lo que irrita a los padres y produce conflictos.

Pero a la vez que se esfuerzan por ser más independientes, intentar nuevos caminos, se enfrentan a dificultades que a menudo les sobrepasan, haciéndoles perder la confianza en sí mismos, y llevándoles a situaciones emocionales que se convierten en problemas si no disponen de los recursos para afrontarlos. Estas son las dificultades que aparecen con más frecuencia entre los adolescentes:

  • Problemas de adaptación social o con iguales.
  • Problemas de autoestima, falta de seguridad en sí mismo o falta de asertividad.
  • Bajo rendimiento académico (ansiedad ante los exámenes, desmotivación).
  • Depresión, ansiedad, obsesiones.
  • Problemas de conducta alimentaria.
  • Problemas de comunicación o conflictos familiares.
  • Rebeldía, agresividad, conductas de riesgo (alcohol, drogas, relaciones sexuales)…

Objetivo de la psicología con adolescentes

El objetivo de la psicoterapia en esta etapa es ayudar al adolescente a desarrollar sus recursos naturales y enseñarle nuevas estrategias que le permitan hacer frente a todos los cambios cognitivos, emocionales y físicos propios de esta edad. Trabajando desde una metodología integradora  y creando un entorno de seguridad y afecto donde el adolescente “pueda ser”, le ayudaré a atravesar y superar sus dificultades, mejorar su bienestar y crear una base sólida para su personalidad futura.

 

 

p-adultos

PSICOLOGÍA ADULTOS

El proceso de convertirse en la persona que uno realmente es.

 

Las personas que acuden a un profesional de la psicología, se encuentran afectadas por una amplia variedad de problemas personales: el estudiante preocupado por su posible fracaso académico; el ama de casa apenada por sus dificultades matrimoniales; el individuo que se siente al borde del derrumbe o de la psicosis; la joven que, a pesar de su constante éxito, sufre frecuentes accesos de depresión; el padre desesperado por el comportamiento de su hijo; la persona paralizada por el miedo que se siente incapaz de avanzar en cualquier dirección. Podría seguir nombrando infinidad de problemas con que la gente se acerca a nosotros, y que cubren toda la gama de experiencias de la vida.

Sin embargo, por debajo del nivel de la situación-problema que aqueja a la persona que viene a consulta, se advierte una búsqueda primordial “¿Quién soy yo realmente? ¿Cómo puedo entrar en contacto con este sí mismo real que subyace a mi conducta superficial? ¿Cómo puedo llegar a ser yo mismo?”

En esencia, el objetivo más deseable para el individuo, la meta que persigue a sabiendas o inconscientemente, es llegar a ser él mismo.

Objetivo de la psicoterapia con adultos

Como terapeuta, mi propósito es comprender cómo se siente la persona en su propio mundo interno, aceptarla tal y como es y crear una atmósfera de libertad que le permita expresar sin traba alguna sus pensamientos, sus sentimientos y su manera de ser. Poner a su disposición las técnicas y procedimientos que resulten más apropiados en cada caso, para que pueda trascender miedos y bloqueos, desprenderse de máscaras, dejar atrás el debería ser, para alcanzar la liberta de pensar, sentir y ser realmente uno mismo.

 

 

p-familiar

TERAPIA FAMILIAR

No se puede entender a una persona sin incluir su entorno.

 

El ser humano no es un individuo aislado, formamos parte de un contexto social que nos influye y sobre el cual también influimos. La persona como parte de un sistema, ese es el enfoque de la terapia familiar.

Somos lo que somos por todas las experiencias vividas con las personas significativas de nuestras vidas y el medio que nos rodea. De qué manera percibimos el mundo, nuestras creencias,  cómo nos relacionamos con amigos, pareja, hijos… todo ello ha sido construido bajo la influencia directa de nuestro grupo primario: la familia.

La familia es el primer grupo social, donde se aprenden las reglas que nos permitirán relacionarnos con el mundo. Es por eso que analizar la estructura familiar: ver que roles o papeles desempeña el adulto, adolescente o niño en la familia, qué vínculos hay entre los miembros, las tiranteces, los bloqueos;  nos ayuda a entender muchas de las problemáticas que surgen a nivel individual y que se extienden a otros contextos.

Objetivo de la terapia de familia

Los principales objetivos de la terapia familiar son:

  • La mejora del funcionamiento de la familia a diferentes niveles.
  • El aumento de la comprensión mutua y el apoyo emocional entre los miembros de la misma.
  • El desarrollo de estrategias de afrontamiento y habilidades de resolución de problemas ante diferentes dilemas y situaciones de la vida.

 

 

 

base5