TERAPIAS

terapias002

TERAPIA COGNITIVO-CONDUCTUAL

Aprende a gobernarte.

La terapia Cognitivo-Conductual, también llamada Conductual, es una de las escuelas de Psicoterapia más antiguas. Su modelo teórico se basa en que nuestra forma de ser,  nuestra personalidad, es fruto de nuestras experiencias. Aunque nacemos con predisposiciones genéticas o biológicas, es el aprendizaje el que nos hace que estas potencialidades fragüen o cristalicen en una u otra dirección.

Todos los periodos de nuestra vida son importantes porque posibilitan experiencias y aprendizajes y se va moldeando nuestra manera de ser, pero la infancia y la adolescencia son etapas especialmente sensibles. Es el momento en que ponemos los cimientos que van a permitir el desarrollo y constitución de la personalidad para nuestra vida adulta. Por ello, es primordial abordar los problemas que se presenten en estas etapas, para ayudar al niño y al adolescente a atravesar y superar sus dificultades, mejorar su bienestar y crear una base sólida para su personalidad futura.

La TCC se centra en problemas y dificultades del "aquí y ahora". Nos ayuda a entender problemas complejos desglosándolos en partes más pequeñas. De esta manera vemos cómo estas partes están conectadas entre sí y cómo nos afectan. Una vez comprendido de dónde viene y cómo se está manteniendo el problema, ponemos en marcha técnicas y estrategias orientadas a “aprender” y “desaprender”. Se trata de un proceso de entrenamiento o reaprendizaje donde el objetivo es afrontar las dificultades hasta manejarlas o eliminarlas completamente.

EMDR

Resolver el pasado para vivir el presente y disfrutar del futuro.

EMDR es un abordaje psicoterapéutico innovador validado científicamente para el tratamiento del trauma y las dificultades emocionales.

El método fue descubierto y desarrollado desde 1987 por la Dra. Francine Shapiro, psicóloga norteamericana. Shapiro descubrió que los movimientos oculares voluntarios reducían la intensidad de la angustia de los pensamientos negativos. Inició una investigación (Shapiro, 1989) con sujetos traumatizados en la guerra de Vietnam y víctimas de abuso sexual para medir la eficacia del EMDR. EMDR reducía de manera significativa los síntomas del Trastorno por Estrés Post Traumático en estos sujetos.

La terapia EMDR está avalada por la Organización Mundial de la Salud y las Guías Clínicas Internacionales para el tratamiento del trauma. Lo más significativo de este tratamiento es la estimulación bilateral que se realiza a través de movimientos oculares, sonidos o “golpecitos” (tapping), con los que se estimulan los hemisferios cerebrales de forma alternativa, consiguiendo reprocesar los recuerdos traumáticos, cambiar las creencias que nos limitan y desensibilizar emociones y sensaciones negativas.

Las investigaciones a las que ha sido sometido a lo largo de los últimos veinte años convierten a este modelo en uno de los tratamientos psicoterapéuticos que cuentan con mayores estudios de validación científica.

 

terapias1
terapias2

PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA

Comprender cómo “hacemos” nos da la llave para convertirnos en “quienes queremos ser”.

En la década de los setenta, los científicos Richard Bandler y Jhon Grinder se interesaron más por cómo funcionaban las cosas en la mente humana que por las explicaciones teóricas, y modelando a los comunicadores y terapeutas más eficaces de EE.UU. (sus habilidades y destrezas), crearon la Programación Neurolingüística (PNL). La PNL se define de esta manera:

“Programación”: porque estamos programados por nuestros recuerdos, creencias, patrones de aprendizaje… y podemos reprogramarnos para desactivar programas limitantes.

“Neuro”: porque el cerebro genera redes neurológicas donde se alojan representaciones de lo percibido, mapas de la realidad, diferentes para cada uno… y esas redes se pueden cambiar.

“Lingüística”: porque el lenguaje estructura y es estructurado por nuestro proceso de pensamiento, sostiene nuestra conducta y disposición ante la vida… y podemos cultivar un lenguaje nuevo.

A través de técnicas sencillas y potentes, la PNL permite a la persona explorar cómo “hace” su conducta y genera sus emociones, pensamientos e intuiciones. Conociendo el origen de sus creencias y comportamientos, la persona podrá aprovechar mejor sus “recursos naturales”, descubrir recursos desconocidos y aplicar las técnicas de cambio precisas para alcanzar sus objetivos y aumentar su nivel de satisfacción personal y profesional.

 

BIOENERGÉTICA Y BIOMAGNETISMO MÉDICO

Porque somos mucho más que mente, cuerpo y emociones.

A fines de la década de los 60, la Dra. Hunt empezó a medir el campo electromagnético de las personas, ella lo llama bioenergía humana, y encontró que contiene información relacionada con las condiciones y enfermedades fisiológicas, emocionales y del nivel consciente de una persona.

La bioenergía abarca a todo el ser humano: la salud, las emociones, el aprendizaje, la creatividad, todo lo que la persona es, toda “su información”. También es a través de este campo desde donde recibimos primero toda la información del exterior, antes de que llegue a nuestros sentidos.

Cuando en este campo hay perturbaciones, tarde o temprano se manifestarán en el cuerpo humano a distintos niveles: físico, emocional, mental... Asímismo, nuestras emociones y pensamientos lo organizan, de modo que las emociones y pensamientos destructivos y disociadores lo organizarán destructivamente.

A través de la Bioenergética y el Biomagnetismo médico (o “terapia del par biomagnético”), se pueden tratar desórdenes o desajustes emocionales, psicológicos o psiquiátricos, así como dolencias y enfermedades físicas, restableciendo el equilibrio bioenergético del organismo humano.

 

terapias3
terapias5